Dom 01 de noviembre de 2020 Opinión

OPINION

El dilema capital del MPN

1024 576
Patagonia.Press
Patagonia.Press
https://www.patagonia.press//nota/24038-opinion-el-dilema-capital-del-mpn.html
El dilema capital del MPN
Dilema Capital - Omar Gutierrez Mariano Gaido

Cada semana que pasa en la provincia de Neuquén se profundizan más los problemas sanitarios, económicos y sociales. En los últimos días, sin embargo, el dato que se empieza a confirmar es la existencia también de problemas de carácter político. Este tipo de dificultades se manifiestan en dos ejes principales: 1) el de “la ciudadanía”, donde se visualiza un mal humor generalizado, producto, sobre todo, de la escasa legitimidad de las decisiones que viene tomando el Gobernador de la provincia y 2) el de “los y las Intendentes/as”, quienes día a día, se distancian más de las acciones definidas desde el poder central.

El punto más álgido de la “rebelión” de los Intendentes se expresa, a pesar del maquillaje, en la frialdad que atraviesa la relación del Gobernador, Omar Gutiérrez, con el Jefe Comunal de la capital del Neuquén, Mariano Gaido, otrora aliados estratégicos y hoy apenas “compañeros”.

El punto nodal del conflicto es que, el número uno de la capital, quiere diferenciarse de las medidas con las cuales no está de acuerdo y para eso necesita, por un lado, ponerse los pantalones largos como dirigente de primera línea y por el otro, que ese cambio de status que le otorga el hecho de ser Intendente de la capital sea reconocido, principalmente por el Gobernador. No hace falta señalar que, a la inversa, el primer mandatario provincial pretende sacarle todo el jugo posible a una gestión municipal de gobierno de la cual se siente artífice y mentor. 

Hasta el momento, la sangre no llegó al río, pero distintas fuentes consultadas coinciden en que falta poco para que eso suceda, ya que está claro que Gobernador e Intendente no coinciden en cómo administrar la emergencia sanitaria y en las definiciones –muchas inconsultas- que impactan directamente en la ciudad con mayor cantidad de contagios y defunciones. En este sentido, el problema político consiste en que, el asumir como propias, decisiones que llevan a resultados negativos, tiene un efecto directo en la consideración que tienen los vecinos acerca de la gestión de gobierno municipal. Quienes acompañan al jefe comunal entienden que a esta altura resulta inconveniente aceptar sin chistar lo que consideran un avasallamiento de la autonomía local, de la cual siempre gozó la ciudad más importante de la Patagonia. Si bien las ultimas chispas de esta relación tuvieron que ver con el abordaje de la situación de los comerciantes, estas no fueron las únicas a lo largo de estos diez meses de gobierno. La baja popularidad con que cuenta actualmente la figura del Gobernador choca con el esfuerzo que pone el staff municipal en mostrar gestión a través de acciones como: eximición de tasas a comercios; baja de salarios en funcionarios políticos; superávit presupuestario; obras públicas. La definición pasaría entonces, a juicio de algunos, por elegir entre priorizar la sintonía con lo que demanda la ciudadanía o bien con lo que exige el Gobernador.

El Intendente se encuentra entonces frente a una encrucijada que consiste en asumir que, si bien la autonomía política le puede otorgar capacidad de maniobra para contener las demandas de la ciudad de Neuquén, posiblemente profundice las diferencias con un Gobernador que, se sabe, no es afecto al pensamiento disidente.

El sistema político neuquino hace años que respira al ritmo del partido provincial, con un solo actor que ha sido disruptivo e imprescindible durante los últimos veinte años, el ex Intendente Horacio Quiroga, quien falleciera hace un año. Sin embargo, esto no significa que dentro del “sistema” no haya fallas ni errores, por el contrario, indica que un cortocircuito dentro del sistema puede generar cambios profundos, con impacto en todo el orden establecido. Así las cosas, el MPN, que ha gobernado durante toda la vida institucional la provincia, se plantea estas situaciones con la frialdad de quien conoce estos procesos al dedillo y entiende que es solo la punta del iceberg de una situación sin retorno que para muchos huele al comienzo de un cambio de época, de actores, de alianzas y sobre todo de rumores que, en tiempos de pandemia, se reproducen más rápido que un virus.   

visitas

Si te gustó, te invitamos a compartirla


Comentarios
Tendencias
Podes seguir leyendo…
Opinión AnnurTV
AnnurTV
https://www.patagonia.press//nota/22332-opinion-visita-y-lustre.html