Sábado 22 de Junio de  2024
NEUQUÉN

Insólita pelea de tránsito terminó con un policía disparándole a un motociclista

Un leve roce en la calle desató una confrontación que terminó con un joven herido de bala. El agente de la PSA fue demorado y se le secuestró el arma.

Escrito en POLICIALES el

En la madrugada de este sábado, un altercado de tránsito en el barrio Don Bosco de Neuquén se transformó en una violenta confrontación que concluyó con un motociclista herido de bala. El responsable del disparo fue un Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) de Rosario, quien se encontraba de visita en la ciudad.

El hecho se produjo alrededor de las 5 de la mañana en una fría y lluviosa noche de invierno. El policía, de visita en Neuquén para ver a familiares, regresaba de una fiesta con su pareja cuando, en la calle Gatica, tuvo un roce con dos motociclistas que intentaban cruzar en la intersección con la calle Aconcagua.

El leve choque desencadenó una serie de eventos que culminaron en violencia. Los motociclistas, a bordo de una KTM 290cc y una Honda NX 250cc, persiguieron la camioneta del agente y comenzaron a darle patadas.

El policía, identificado como agente de la PSA, intentó dialogar con los jóvenes, pero solo recibió insultos y agresiones. La situación se agravó cuando uno de los motociclistas golpeó al policía en la cabeza con un casco. En respuesta, el agente sacó una pistola de 9 milímetros de su vehículo y efectuó un disparo intimidatorio. Lejos de calmar la situación, el disparo provocó una reacción aún más violenta, obligando al policía a disparar de nuevo, hiriendo a uno de los motociclistas en el abdomen y la pierna.

El joven herido fue rápidamente trasladado al hospital Castro Rendón por sus amigos, donde recibió atención médica antes de ser derivado al hospital Horacio Heller para una evaluación más completa. Mientras tanto, la Comisaría 41 del barrio Don Bosco intervino en el lugar del incidente.

El policía entregó su arma voluntariamente y fue sometido a una pericia en las manos para verificar la presencia de residuos de pólvora, una prueba clave en la investigación. Además, el vehículo del agente fue secuestrado por orden de la fiscalía de Delitos Violentos contra las Personas.

El test de alcoholemia realizado al policía arrojó un resultado de 0,11 gramos de alcohol en sangre, por lo que se labró el acta correspondiente. Actualmente, el departamento de Seguridad Personal está relevando las cámaras de seguridad de la zona para reunir más pruebas. La fiscalía espera completar la recolección de evidencia necesaria antes de formular cargos.

Con infomación de LMNeuquén